Alforjas a Jonte y algo mas…

Gabriel nos deja sus palabras.

“Al Grupo La Loma los conocía por nombre, sabia de su larga historia, pero creo que nunca me los había cruzado.

Cuando el comente a una migo que iba a ir a Veytes me dijo que era un grupo de gente muy copado y no se equivoco.

Como soy de Lanús estar a las 8h se me complicaba por el madrugo, como el camino ya lo conocía y Martin me había pasado la ubicación decidí salir más tarde y tratar de alcanzar al grupo antes de Veytes.

En mi apuro pase de largo por Payro sin fijarme quienes estaban, al llegar a Veytes me encuentro con un grupo que obviamente era otra gente y a Pablo y Silvina que estaban descansado.

Ahí me dicen que ellos llegaron hace rato y salieron temprano, q La Loma seguro estaba almorzando en Payro que los espere. Ah como no puedo pasar por una vitrina que vendan Ansilta sin quedar mirándola no pude dejar de apreciar el bolso delantero que tenia Pablo ay q estaba en busca de uno….

En poco tiempo distingo los colores de La Loma en un jersey y ahí hago primer contacto con Martin y el resto del grupo, me acoplo y emprendimos viaje.

En un momento escucho Criterium, veo pilcha Ansilta y acá me dije “esta gente la tiene clara, viste Ansilta” jaja

En el lugar de acampe ya empiezo a conocer a todos, charlas mates etc

Muchas risas al decir Martin tengo esto y yo tb y al revés jaja

El lugar espectacular, esa entrada de 3 km de árboles no la esperaba nadie.

No había señal salvo en la rama de un árbol, y casi todos q nos cuesta perder contacto pusimos el celu en busca de señal.

La cena unos choris espectaculares, cerveza y vino.

El segundo día que consistía en la vuelta a Punta Indio/Verónica espectacular, partimos a las 10h apuro no había y se podía estirar la mañana.

El serrucho y la arena se hizo sentir, no sabía lo lindo que era el lugar.

A la vuelta Ale me pregunta como la había pasado y si era lo que esperaba a lo que le dije “espectacular, la verdad vine sin expectativa y no me imagine que me iba a reír tanto”.

Como dependía del tren para volver por las dudas salí antes que el resto, al ser un finde largo no quería que se me llenara el tren de regreso. Le di derecho con breve descanso en Bavio y almuerzo en Correas.

Que puedo decir de la salida más que me divertí un montón, conocí gente de primera y de la cual se puede aprender mucho del cicloturismo.

Se nota la experiencia que tienen, fueron menos de 36h de convivencia, pero parecieron varios días ojalá haya muchas más salidas compartidas”

Gabriel Moruga – Lanus

Por | 2021-04-05T21:28:29+00:00 abril 4th, 2021|2021, Travesías|Sin comentarios