A dos siglos del Cruce de Los Andes

UNA TRAVESIA CARGADA DE HISTORIA

A dos siglos del Cruce de Los Andes, platenses reeditan la gesta en bici

Un nutrido grupo de vecinos de la Región partirá hoy desde La Loma. Harán el cruce pedaleando 200 km

A días de cumplirse el bicentenario de la mayor de las gestas patrias, representada en la figura de San Martín, un nutrido grupo de vecinos de la Región cruzará la Cordillera de los Andes. Lo hará en bicicleta, por uno de los pasos internacionales que desde Argentina arranca en Chubut, pedaleando 200 kilómetros -sólo de ida- por un camino escarpado, de acentuadas pendientes, y con un fuerte viento en contra. El contingente partirá hoy en micro desde el barrio La Loma hacia el límite con Chile e iniciará la travesía el domingo próximo.

En un vehículo especialmente contratado para el viaje se cargarán, a partir de las tres de la tarde, las 32 MTB -mountain bike- y el equipamiento básico como para llevar adelante la aventura. El grupo -La Loma Cicloturismo-, cuyos integrantes fundadores cumplirán con este viaje el 26º cruce a Chile en bici, estima que a las 11 de la noche ya estarán rumbo a Río Mayo, el punto desde donde abandonarán el micro y partirán ya montados en las dos ruedas.

Son 42, en total, los pasos binacionales que unen Argentina y Chile. Muchos no están habilitados para el cruce; algunos, asfaltados y vigilados por las gendarmerías de ambos países, son de lo más transitados por autos y colectivos; y otros, sobre caminos de ripio, angostos y muy pedregosos, sólo se pueden recorrer a pie o, como en este caso, con bicis preparadas para ese tipo de terrenos.

Luis Vázquez -59-, un “veterano” ya en esto de realizar el doble cruce de los Andes en bicicleta, pues es uno de los iniciadores del grupo, conoce, a esta altura, casi todos los pasos cordilleranos, desde los más visitados de Mendoza, Neuquén, Río Negro y Santa Cruz hasta los bien australes de Tierra del Fuego. El chubutense es para él, hasta ahora, un misterio, pero lo que sí sabe es que se encuadra dentro de aquellos que ofrecen mayores dificultades. “Tengo la experiencia de algunos muy difíciles, como el Pehuenche, con la cuesta Carqueque, saliendo de Mendoza, pero sabemos que este cruce va a tener sus dificultades, aunque siempre todo depende de otros factores como el clima y el viento más que de las condiciones del camino”, dijo el ciclista especializado en travesías de alta montaña.

Lorena Palacio -39- y Javier Palavecino -38-, en cambio, trataban de contener, en la víspera, la ansiedad que les generaba la cercanía de su debut en la experiencia. Todo el año se prepararon para el cruce, con reuniones periódicas de planificación del viaje y salidas para la práctica grupal de largos recorridos en bici. “Esto es muy bueno porque acá se unen distintas realidades y cada uno pedalea a la par del otro”, reflexionó el joven.

________________________________________

Publicado en Diario El Día, el 19 de enero de 2017

Por | 2019-06-07T18:58:11+00:00 enero 19th, 2017|2017, Noticias|Sin comentarios