A La Balandra con sed y calor

Relato de Isabel

Hola a todos!!!

Este relato es de un día de verano, así que es de esperar que hable del calor que pasamos, no? Bueno, sí, así fue, fue una salida con mucho pero mucho calor. Pero pudimos completar los 80 km propuestos (algunos terminaron haciendo cerca de 100, ya que viven más lejos).

Acá va: nos juntamos en 131 y 44, ya con el sol iluminándonos la mañana. Ibamos a un ritmo parejo, sin alejarnos mucho unos de otros. Luego ya el calor se empezó a sentir cada vez más, y a su vez la sed. Síiiiiiiiiiii, la sed, las caramañolas ya se estaban calentando, y además… varios nos habíamos llevado una sola caramañola!! Quizás por descuido, o por falta de lugar para llevar más de 1. Algunos precavidos (como Maty), llevaron cantimploras o botellas extras, y nos convidaron hasta que pudimos reabastecernos (la mía se me terminó muy rápido).

En una parte de recorrido faltaban Nora y Jorge, así que Pablito pegó la vuelta para buscarlos. Ya más adelante se vieron dos ciclistas que se acercaban, y… eran Nora y Pablito. Jorge se había descompuesto un poco, y después de recuperarse encaró de nuevo hacia La Balandra pero por otro camino.

Cada vez más y más calor…

En un momento, Laura, una nueva integrante del grupo (amiga de Pablo), comenzó a sentirse mal, así que algunos chicos le ofrecieron caramelos, etc, para que se recupere. Luego de un ratito ya estaba de nuevo en la bici ¡!!!

Llegamos a La Balandra, un mundo de gente!!!!! Parecía que toda la ciudad había ido a pasar el día a ahí. Acá la mayoría del grupo fuimos para el fondo, y otros se perdieron en la multitud de gente que había, así que volvimos en dos grupos (cosa rara: no había casi señal, y la poca que había era de Uruguay).

Hubo alguna cervecita, chorizo, carne, y coca cola… y algunos se metieron al agua!!!!

A que no saben a quien nos encontramos???? A Vero Stuart!!!, así que regresó con nosotros a La Plata. Y nos contó que en febrero va a hacer el Cruce a Los Andes, así que felicitaciones y mucha suerte eh!!!!!!

Ya de regreso, cada vez las nubes estaban más cerca, y comenzó a levantarse mucho viento. Parecía que ya se largaba, y… nada. Por suerte aguantó la lluvia, y cada uno pudo llegar tranquilo a su casa.

Si bien en la salida no hubo fotos, y tampoco se tomó la famosa “foto grupal”. En esta oportunidad a Maty se le ocurrió otra alternativa. Vieron la imagen de la portada??? Es el dibujo hecho por Sofía (la hija de Marcelo Pendenza), quien fue la encargada de retratar la salida, valiéndose de la percepción que tiene de las salidas del grupo, y utilizando su propia imaginación.

Un muy lindo dibujo!!, así que muchas gracias Sofi ¡!!!

Isa

2019-09-18T14:04:58+00:00 10 enero, 2010|