Atalaya ya y algo más…

        Atalaya ya y algo más…

Salida a Atalaya

Esta fue mi primera salida con el Grupo La Loma. Como buena principiante llegué muy temprano al punto de encuentro de 131 y 44, así que los vi llegar a todos.
Primero Martín, luego el resto.

Me di cuenta enseguida de que había gente de todo tipo pero que reinaba la buena onda y las ganas de pasarla bien. Salimos cerca de 8:30 al siguiente punto de encuentro en 66 y 131, allí nos esperaban muchas otras personas. ¡Éramos un montón!
Salimos enseguida para la bicisenda de 137, respetando todos los semáforos, avisándonos de los autos y los pozos. Pasamos Arana, agarramos la antigua vía, Correa, Bavio y luego el camino a Magdalena. A la mañana hizo bastante calor, hubo algunas pinchaduras y tomamos mucha agua.

El último tramo de la ida ya cerca de Magdalena fue el más duro. Hacía mucho calor, teníamos un poco de viento en contra y HAMBRE.

¡Llegar a Atalaya fue una alegría para todos! Arrasamos con las empanadas y demás cosas de la despensa y fuimos a la vera del río a comer y descansar. Antes de emprender la vuelta tomamos unos mates. La vuelta fue lo mejor. El cielo se nubló, no hubo viento y cayeron algunas gotas de lluvia que nos refrescaron.

Tomamos un camino diferente al de la ida que estaba en excelentes condiciones. Paramos a tomar y comer algo en Bavio y pedaleamos el último tramo ya con las luces prendidas. Al despedirnos prometimos avisar que llegábamos bien a casa, cosa que cumplí.

¡Fue una salida larga y hermosa!

Jesica Raingo

2020-03-10T12:38:27+00:00