Berisso y Ensenada históricos

Comentarios de Luis

Juan Amadeo y Pedro Chilibrosti. En su época de esplendor donde era una moda cubrirse las cabeza con sombrero llego a tener 700 empleados y producir unos 600 sombreros por mes hoy en día tan solo cuenta con 20 operarios con una producción de no mas de 200 sombreros por mes, vale destacar su construcción que ocupa una manzana, cuando nos alejábamos se podía apreciar una chimenea que es fiel testigo de esta historia de más de 100 años, por suerte contamos con un amigo de Augusto que nos gestionara una visita a la misma y podremos volver y ver la fabricación de los sombreros

Bueno chicos espero que no les resulte muy aburrido este relato… continuemos…

Luego de unas pocas cuadras pasamos por el hospital Naval Rió Santiago (1938) y la entrada a la destilería YPF (1922) al llegar a la 60 tomamos un sendero paralelo a alambrado de YPF y llegamos a Berisso (1871) pedaleamos por la avenida Montevideo hasta el ingreso a la calle que nos lleva a la playa Bagliardi pero antes teníamos una cita muy importante pues nos detendríamos en la cooperativa donde se elabora el Vino de La Costa , allí nos recibió el señor Godoy socio de la misma y nos explico la elaboración del vino que luego se llevaría Augusto y compañía..ja.ja!!

Luego nos detuvimos en la playa donde varios pescadores despuntaban el vicio con sus cañas mientras nosotros nos deleitábamos con mates acompañados de las exquisitas tortas de Dora, luego de despedir a algunos chicos que regresaban a La Plata (1882) levantamos campamento y partimos con destino a la calle Nueva York que en el 2005 fue declarada lugar Histórico Nacional… cuanta gente paso por esta calle!!! Cuanta historia!!!

Cuentan que en la década del 30 esta calle adoquinada tenia vida las 24hs. sus 6 cuadras con olor a río y sus innumerables negocios, bares, restaurantes, cine, casas de juego clandestino, pensiones, conventillos, etc. Eran épocas de esplendor y no faltaba nunca el trabajo porque contaba con los frigoríficos Swift y Armour, miles de extranjeros: sirios, búlgaros, griegos, croatas, polacos, españoles, italianos, lituanos, ucranianos, rusos, rumanos, serbios, árabes, judíos, turcos, armenios, eslovenos, franceses y quizás algún argentino también…ja ja caminaban su calle para ir a trabajar.

Pedaleamos hasta donde alguna ves estuvo el Armour y allí recordé cuando era chico y cruzaba a el barrio Campamento en Ensenada en un bote para no dar toda la vuelta, cuantos recuerdos me trae este lugar… el tranvía, la cola para subir a la lancha que nos llevaba a la Isla Paulino, la Zona Nacional y otras cositas que no las puedo contar por acá… jaja!!! Que viejo estoy que lo Payro!!!

Bueno, como ya no esta más el bote que cruzaba a Ensenada tuvimos que ir pedaleando, tomamos la calle paralela a paredón que nos separa del río y luego pasamos por El Castillo que esta en la cabecera del puerto, les cuento que nos es un castillo pero con ese nombre lo conocí de chico, era una usina hidráulica que se construyó a fines del siglo 19 y lleva mas de 50 años abandonada dicen que desde su torre se puede ver la costa de Uruguay, es una pena realmente que tan linda construcción no se aproveche, bueno luego de un ratin llegamos al puente giratorio (1913) aquí su historia imperdible

Luego de varias fotos partimos al punto final: la casa de Laura y Néstor que es el centro cultural Allegro ma non troppo gracias por su espectacular atención, los felicito por esa iniciativa! Allí mates y torta nuevamente y a casa….!!!!!! Fin de una salida con mucha Historia o no?

Nos vemos en la próxima salida y gracias por la compañía.

Luis

Fuentes:

De mi memoria y

http://www.laplataproyectos.com/notas/silvia%20portiansky/la%20plata%20contada/segunda%20parte.htm

http://www.zoolp.s5.com/nuestrahistoria.htm

http://olgaydanielhistoria.blogspot.com/2007/02/el-puente-giratorio-sobre-el-canal.html


Relato de Gabriel Gustavo

El punto de encuentro fue Plaza Moreno, en la Piedra Fundamental de la ciudad. En la bellísima mañana del domingo nos fuimos sumando a la cita no se bien cuantos, en principio conté 33, después 35, alguien me dijo 36, en fin… una banda!.

Puntualmente la comitiva arrancó. Pasamos por la Estación de Ferrocarril, Hipódromo, Fábrica de Sombreros, barrio El Dique, ex Hospital Naval, para tomar la Av. 60 con rumbo a la Ciudad de los Inmigrantes

A pocos metros de transitar por la 60, tomamos un camino paralelo, contiguo a la Destilería y la antigua fábrica de ácido sulfúrico. Un camino elegantemente arbolado en el que da gusto pedalear cobijados por su sombra.

Ya en Berisso remontamos la Av. Montevideo hacia el sur, siendo el destino parcial la cooperativa de productores del Vino de la Costa, donde uno de los integrantes nos realizó una reseña del proceso productivo y ofreció una degustación de vino, en la que algunos se las tomaron muy a pecho y probaron dos o tres veces cada variedad del espiritoso brebaje.

La degustación dio resultado, ya que fueron pocos los que no compraron un vinito o frasco de dulce casero.

Seguidamente partimos hacia la costa del río, precisamente a la Playa Bagliardi, dejamos las bicis y tendidos a la sombra de unos añosos sauces comenzaron los mates y la tan esperada Pastafrola de Dora que, por cierto, estaba excelente!!!

Rato después y luego de emparchar la bici de Augusto, partimos hacia el centro de Berisso, recorriendo diversos barrios.

Luego de un fallido intento de ingresar al puerto, nos dirigimos a legendaria calle Nueva York, para continuar el derrotero hacia Ensenada.

Bordeando el puerto llegamos al antiguo puente giratorio, en el que siempre nos detenemos para admirar la obra de ingeniería, que en tiempo pasado significó un icono de progreso para la zona.

El último destino fue el centro cultural Allegro ma non Troppo, un lugar de Ensenada que refleja a sus propios creadores: Laura y Néstor. Fuimos recibidos con mate, tortas, tostadas y sobre todo con una hospitalidad y calidez incomparables. Pasamos un rato de distensión entre charlas y la infaltable mateada.

De apoco el grupo se fue retirando terminado la jornada. Como siempre, no pudo faltar el espíritu lomense, que le da el toque particular a cada salida.

Gracias a todos por esta salida, un fraternal abrazo y nos vemos en la próxima!!!

Gustavo Bórmida

2019-08-27T17:18:22+00:00 22 agosto, 2010|