Chascomús

Relato de Claudia y Juan Manuel

Hola amigos, antes que nada queríamos agradecer a todo el grupo por haber compartido con nosotros, nuestra 1er salida de alforjas, lo cual conlleva a pensar en como lo fuimos preparando desde que decidimos hacerla, carpa o dormis? Esa era la 1ra cuestión, aunque gracias a Ale Luciani quien nos presto su carpa develamos esa duda, que llevamos? Ropa floja o de abrigo? vianda? Y un mar de preguntas que se fueron dando hasta que partimos.

Fuimos alegremente al encuentro en 131 y 68, gente conocida y varios por conocer, solo sabíamos que lo íbamos a disfrutar totalmente y también sufrir el trajín de los kms, un recorrido conocido hasta Oliden nos llevo tranqui sin ninguna preocupación, charlas con unos y otros amenizaban el viaje hasta parar en La Olidense, donde nos castigamos con unos pastelitos y descansamos un poco, al rato de salir de allí no solo me hice amigo del silencio y cómplice del viento( que casi ni molesto) sino que también me compre una porción del camino de conchilla dándome un porrazo lindo, aunque las muestras de preocupación del resto por las raspaduras fueron un mimo al alma durante el almuerzo. La pierna molestaba un poco pero seguimos firmes con Clau a quien también molestaba su rodilla, desde Ferrari cada parada era placer por el descanso y la llegada a ruta 2 se hacia larga, cuando nos reunimos en el puente con el resto después de haber estado bien atrás por varios (muchos) minutos, nos fortalecimos mentalmente y en Gandara seguimos firmes pensando que estábamos logrando lo planificado, ya era casi un hecho el llegar al camping, sabíamos que algo lindo nos esperaba………….. Mientras esperábamos al resto y pagábamos, solo queríamos armar la carpa y tomar unos buenos mates, lo logramos gracias a Diego y Gustavo,unos pingazos los vecinos carpenses quienes nos prestaron sus calentadores, listos y satisfechos encaramos al quincho donde preparaban la cena, allí conocimos a Fernando, un personaje genial quien se mando un asado con todas las letras, acompañado de ensaladitas, morrones con huevo y queso y unas tortas riquísimas, demás esta decir que comimos como lima nueva, asamos una noche barbara con anécdotas y por sobretodo conociendo mas a estos locos lindos por bicicletear, nos acostamos felices aunque sabíamos que la vuelta iba a ser dura x el pronostico del tiempo y el cumulo de pedaleo, y asi fue, a las 4 tuvimos que guardar las bicis en el quincho porque caian las 1ras gotas, nos levantamos a las 8, merendamos y preparamos las bicis para partir, apenas cruzamos ruta 2 tuve la desgracia de pinchar, pero la suerte de que estaba Luis quien nos dio una manazo a mi y a Pablo (si, los 2 al mismo tiempo jaja), seguimos hasta parar para almorzar con la llovizna firme y fiel, ya estaba casi todo dicho, no nos paraba nadie, estábamos embalados, nos sacamos las dudas del inicio, llegando con mucho esfuerzo y garra, y disfrutando como chicos el campamento, los amigos, las fotos, las locuras, todo en 2 ruedas, pero sabiendo que será la 1ra pero no la ultima, vamos por mas, vamos con La Loma…………

Claudia y Juan Manuel

2018-02-16T00:20:22+00:00 11 mayo, 2014|