El Rincón (Villa Elisa)

Una inmejorable oportunidad para brindarle un FRATERNAL abrazo a Sebastián y su familia.
Un gustazo que estés nuevamente con nosotros y que bueno poderlo compartir con la familia entera: desde los nietos hasta los abuelos.

Relato de Cecilia. Esta fue su primer salida y ya se animó a escribir: gracias!

¡Saludos a todos los que conforman el Grupo La Loma y a todos aquellos que quieran formar parte y estén visitando el sitio!

Quien escribe es Cecilia, una nueva integrante que se sumó al grupo en la última salida. Les cuento que “aprendí” a andar en bici a los 18 años. Anduve poco y nunca volví a pedalear… hasta el domingo. Es por eso que yo había pensado en ponerme algún cartelito de “Principiante” (para prevenirlos)… hasta había pensado en ponerme un cartel que dijera “Peligro”, pero, finalmente, me dije que no podía ser tan difícil maniobrar una bici y que cuando había andado, no me había costado tanto.

Resolví arreglar el problema yendo siempre atrás del grupo para evitar que se cayeran por mi culpa (y también para que no se rieran tanto por si hacía el ridículo). Bueno, la verdad, eso es lo que yo pensaba. Pero, parece ser que no soy tan mala en eso de andar en bici y pienso seguir haciéndolo.

El grupo es de lo mejor… tanto que, por momentos, sentí como si tuviera una coronita. Sólo puedo hablar de mi “hazaña” y del grupo porque estuve siempre concentrada en el camino. No puedo hablar de los lugares por los que pasamos si no es describiendo el terreno: a veces pavimentado o no, llano o con irregularidades, con más o menos autos (para mí, son parte del terreno)…y, ¿Cómo olvidar las calles llenas de pozos y completamente embarradas? Ni me preocupé en esquivar pozos porque los había por todos lados. Yo prefiero, por supuesto, las calles pavimentadas, pero ¡qué logro el haber pasado por esos lugares intransitables! Aprovecho para agradecer a Marcelo y Luis El Pela que se las ingeniaron con un palito para poner la cadena en su lugar.

¡Me gustó muchísimo pedalear con todos ustedes! ¡Ojalá que se repita!

Consejo para principiantes: ni se les ocurra salir sin calzas con badana (protección) e intenten esquivar los pozos.


Relato de Diego. Esta fue su SEGUNDA salida y ya se animó a escribir: gracias! (aunque tuvimos que insistir… jaja)

Luego de una madrugada con lluvia, que dio paso a una mañana soleada pero muyyyyyyy fría, el Estadio Único (cuna de grandes gestas) nos recibió con su ya conocida majestuosa fisonomía, cambiada por las enormes grúas que hacen variar su silueta. Los ciclistas llegábamos tan encapuchados que hasta que no se sacaban un poco los ponchos… no se sabia a que gaucho se estaba saludando!!!

Luego de la espera, para no olvidar a ninguno, Juan Matías (a falta del Patriarca) tomo proa por avenida 25 a la vos de un leve pero efectivo “VAMOS CHE??” Y ahí nomás, los lomenses les fueron pidiendo permiso a sus rodillas para que de a poco se pongan en movimiento y comenzar a rodar!! La primera parada la hicimos en la carnicería de 25 y 501 donde se nos sumo Rosa, (buenísimo!!! la tengo cerca!!!) con sus polainas (envidia de muchas chicas…y chicos también!!!).

Todos coincidíamos en algo, no sabíamos con que manejábamos, ya que no había guante que cumpliera su cometido. Pero el ánimo era indirectamente proporcional al ritmo y todos esperábamos a que el solcito nos abrigara un poco más, solo era cuestión de tiempo nomás!!

En la retaguardia estratégicamente ubicado, venia Luis, arriando a la tropa. Pedaleando, pedaleando se empezó a poner lindo!!! con algunos tramitos de barro que dieron el toque de color a la salida (a alguno lo coloreo del todo!!). Aro Aro Aro!!!!! Pare la música!!! Felicitaciones a los “nietos”, quienes ni lerdos ni perezosos, fueron los que valientemente encararon la callecita de barro!!! Y ya que estamos porque no felicitar a la abuela y al abuelo!! Quien a pura sonrisa compartieron algo con los nietos que ni ellos se imaginan el valor de anécdota que tendrá!!!

Paramos a tomar unos reconfortables mates y a compartir de todo un poco y hasta el perrito se vio beneficiado!!

A la vuelta hicieron su aparición las pinchaduras y las charlas técnicas de Luis El Pela, quien luego de la charla pasó a la practica en su propia rueda! Felicitaciones a “Gomería Marcelo” por su servicio desinteresado embarrando sus manos en cubiertas ajenas!!

Pasando el puentecito fuimos en busca de la calle 28 para rumbear para La Plata, y al rato, dar por finalizada la salida…

Salida muy buena!!!, que tuvo todo lo necesario!!!: fue para el lado de mi barrio, tuvo gente nueva, tuvo su rato para charlar y ayudarnos, un poco de barro, un poco de frió… ósea… un poco de todo para alimentar las historias y la viva de este grupo que alegremente… nos hace compartir!!!

Dieguito

(el de la bici naranja!! Je je je) .

.

2019-08-27T17:10:36+00:00 1 agosto, 2010|