Guía del Buen Ciclista del Grupo La Loma

Amigos del Grupo La Loma: por suerte en cada salida se sigue incorporando gente macanuda, y además volvemos a reencontrarnos con algunos que por diferentes causas habían dejado de pedalear y nos alegran con su presencia. La idea de esta breve guía es aportar algunas nociones básicas a la hora de pedalear con el grupo.

Sobre el estado de la bicicleta.

Unos días antes de cada salida verifiquen que sus bicis están preparadas para lo propuesto por el grupo.
Muchas veces la bicicleta ha sido guardada por mucho tiempo; y al rescatarla, su estado no es el mejor: ruedas desinfladas, cámaras no aptas para rodar, gomines resecos, cadenas sin lubricar, masas desajustadas o rayos flojos; y se merece una puesta a punto para nuestra seguridad y para no perjudicar el desarrollo de la actividad planteada.
Es importante revisar permanentemente los frenos: si están mal ajustados frenan la rueda, dificultando el libre movimiento y deteriorando tanto los patines como las llantas. Recuerden que frenos funcionando evitan accidentes.
Un punto a tener en cuenta es el asiento. Una sugerencia es: sentado en el asiento, pierna estirada, y pie en el pedal. Para las chicas, un cm menos para que no oscilen de un lado a otro en el asiento (obviamente este movimiento causaría irritación). Para la práctica de cicloturismo, es ideal la pierna estirada casi completamente, esto hace que el peso de la pierna colabore en el pedaleo, y libere un poco el muslo. Así se evitan calambres y agotamientos tempranos.

Sobre el estado físico y los tipos de salidas.

Es altamente aconsejable el calentamiento antes de la actividad. Con esto prevenimos calambres y lesiones. Hidratarse antes, durante y después, es fundamental.
También es menester saber para qué distancias y esfuerzo está uno preparado. No podemos pasar de la inactividad total, a cargar el cuentakilómetros. Por eso es importante evaluarse dando algunas vueltas en el bosque, o en plazas cercanas, por un par de horas. Luego, es sencillo:

– Si utilizas con frecuencia la bicicleta, como medio de transporte para el trabajo, el estudio, etc. entonces las salidas de Principiantes son ideales. Oscilan entre 35 y 45 km, con paradas de reagrupamiento, descanso y mate. Se realizan a una velocidad que no requiere un esfuerzo significativo.

– Con algo más de dominio, y un esfuerzo sostenido a lo largo de varias horas, podemos encarar salidas de Media Distancia o Principiantes + (es recomendable haber participado por lo menos en dos salidas principiantes o similares y haberlas terminado sin problemas). Para estas salidas también es recomendable tener conocimientos básicos de mecánica para urgencias (saber cambiar una cámara, colocar la cadena si se sale, etc.). En este tipo de salidas se completan entre 50 y 90 km y lógicamente se extiende la duración.

– Para las salidas de Larga Distancia se requiere buen dominio en el manejo de la bicicleta, sobre todo a altas velocidades y muy buena preparación física. El esfuerzo que se realiza es sostenido durante muchos kilómetros y llevan a estar muchas horas sobre la bicicleta. Como requisito recomendable, se debería participar por lo menos de dos o tres salidas de nivel medio (o del tipo) y haberlas completado sin inconvenientes. Estas salidas son largas, de mucho pedaleo constante y se debe estar bien preparado desde el aspecto físico. Los consejos que damos para los niveles anteriores deben estar presentes (alimentación, bebida, repuestos, etc.) y es recomendable contar con conocimientos básicos de mecánica. Los kilómetros a recorrer pueden llegar a los 150 km o más en un día. Las velocidades de marcha son moderadas y sostenidas a lo largo de varios kilómetros. Se hacen paradas de reagrupamiento y, en destino, descansamos, comemos algo, recargamos las caramañolas y seguimos.

Sobre la velocidad de pedaleo

Una clave del cicloturismo es el ritmo al que se viaja, esto está signado por la cadencia de pedaleo. Y este equilibrio entre velocidad y fuerza es lo que nos permite descansar pedaleando, observar el paisaje y no agotarnos. Que las piernas hagan un esfuerzo sostenido y moderado, mientras los cambios nos dan la velocidad necesaria.
Para ofrecer una idea general acerca de la velocidad de marcha en media o larga distancia, se podrían tomar 20 a 22 km/h como referencia.
Es decir, que hablamos de una velocidad de marcha moderada y sostenida cuando pedaleamos a 20-22 km/h durante varios minutos sin parar (entre 40 y 60 minutos, aproximadamente).
Todo lo expuesto se modifica con las diferentes condiciones climáticas y de los caminos. El pedaleo con viento en contra o de costado, llovizna, lluvia, calor intenso, baja presión, etc. nos modifica inevitablemente el andar; en tanto que el clima lo hace con el camino también: tierra en suspensión o senderos embarrados, charcos, pueden jugarnos una mala pasada si no estamos preparados.

Sobre el qué y cómo llevar

Agua. Vital e imprescindible. En general, una botella de ½ litro o 750 cc es suficiente, considerando que en los lugares a los que llegamos hay donde recargar o comprar bebidas. En épocas de calor, se recomienda el doble.

Para los que traen mochilas por no tener bolsitos en la bici donde poner las cosas es importante que no las llenen de elementos innecesarios. La caramañola o botella de agua, la cámara de repuesto con los parches y solución y el inflador, una campera liviana o buzo en caso de estar fresco son elementos más que suficientes para disfrutar de una salida típica. No más que eso. Tengan en cuenta que el peso excesivo cansa la espalda y la cintura, y además ese peso se traslada al asiento, o sea, les va a doler más el “asiento” natural.

Abrigo. Impermeable. En caso que las condiciones climáticas lo ameriten.

Lentes. Son importantes para protegerse no sólo del sol y del viento (la radiación UV y el viento pueden lastimar nuestras córneas), si no además del polvo y las partículas sueltas en el camino. Muchas veces durante el andar pueden levantarse pequeñas partículas con las ruedas de nuestras bicis, disparandolas directo a nuestra cara y, de especial peligrosidad, a nuestros ojos.

Sobre la seguridad al rodar

Usen casco, es un seguro de vida en una única cuota.
Primeramente respetemos las normas de tránsito: empezando por casa, podemos exigir al resto. Semáforos, cruces, prioridad peatones, etc. Somos un grupo numeroso por lo que el cumplimiento de las normas de tránsito permite que podamos movernos por la ciudad sin generar ni sufrir accidentes.

Para quienes gustan pedalear escuchando música con auriculares, háganlo solo con uno de ellos colocado, así pueden escuchar también el ruido de los vehículos que acercan a ustedes o a los compañeros en bici que tenemos cerca. Muchas veces se dan avisos desde la parte trasera del grupo sobre un auto, camión o moto que desea sobrepasar al grupo o un compañero delante puede avisarnos sobre la presencia de pozos o irregularidades del camino que deberemos evitar; y además alertar a viva voz a quienes vienen detrás nuestro.

Cuando circulamos sobre una ruta o calle transitada, hacerlo en fila india, y si van a pasar a alguien asegúrense de que no vienen vehículos cerca. Y si escuchan el aviso de que viene algún vehículo cerca por parte de los que vienen detrás, no intenten el sobrepaso y córranse a la derecha para estar seguros.
Al transitar por las calles, prestar especial atención a los vehículos estacionados. Bajen la velocidad y dejen el margen necesario para esquivar una puerta que se abre de repente. Miren dentro de ellos, porque a veces podemos preveer que quien está adentro está por bajar y puede no mirar y abrirnos la puerta justo cuando pasamos. Mucho más si acaba de detenerse, ya que es seguro que abre la puerta para descender. Siempre que sea posible, es recomendable pedalear fuera del punto ciego de los autos, tomando distancia prudencial de las puertas de los mismos. Esto es muy importante para todos los momentos sobre la bici (mandados, paseos o viajes).

Tanto los ciclistas como los que van en moto, somos INVISIBLES al golpe de vista de un automovilista. El que maneja busca en ese golpe de vista lo voluminoso, sea otro auto, camión o moto, y si está marcando su posición con luces mejor. Nosotros en nuestras bicis somos apenas un perfil y de noche, sin luces, somos absolutamente invisibles. Entonces, debemos movernos siempre asegurando nuestros movimientos para que, si no nos ven, nosotros podamos hacer lo necesario para evitar ese encontronazo o encierro. Los autos tienen, por el tamaño de los parantes delanteros y los espejos direccionables, un triángulo muy grande a derecha e izquierda que genera dos puntos ciegos a cada lado. Ese punto ciego es lo suficientemente grande para que nos tape por completo y no se enteren en una esquina, que estamos llegando a ella para cruzarla. Este punto ciego es mayor aún para los colectivos. Circulemos entonces con la precaución de que no hemos sido vistos.

Sobre el comportamiento con el ambiente
Cuando transites caminos rurales y sitios históricos es importante ser respetuoso con el medio ambiente y con la gente del lugar.
No dejar nunca tus desperdicios. Si no hay cestos, la basura vuelve con nosotros hasta que encontremos el lugar indicado para desecharla.
Nunca dañar la infraestructura de los lugares a los que visitamos. En muchos casos estos lugares son únicos e históricos y depende de quienes los visitamos que sigan estando allí, en condiciones.

Sobre el comportamiento en las salidas.
Ver Buenas Costumbres…
Respetar en todo momento a quien guía en la salida, así como a los miembros que colaboran.
Apoyar a los compañeros que sufran imprevistos.
Recordar que estas salidas no son competencias. No estamos corriendo una carrera. Vamos a pedalear y divertirnos por un buen rato. Por lo tanto, es importante la integridad del grupo en todo momento. Por ello durante el pedaleo definimos puntos para reagruparnos y así evitar que el grupo se separe y que los de atrás puedan sufrir contratiempos por encontrarse alejados.

El Grupo La Loma, está compuesto por personas de todo tipo, con bicis de todo tipo también, donde las diferencias en la forma de ver las cosas y en la forma de comportarse, pueden ser causa de discrepancias. Es importante entonces el respeto por el otro: una aclaración a tiempo o un pedido amable puede ser suficiente para evitar malos entendidos.

Sobre los menores de edad
Los menores de edad, deben venir acompañados con un adulto responsable al punto de salida o traer una autorización firmada.

Off Topic
Recuerden que siempre hay gente dispuesta a dar una mano; aunque sabemos que está más dispuesta aún si le prometen (y cumplen la próxima salida) una pastafrola.

2018-12-10T15:45:22+00:00