Oliden por Correas

Oliden por Correas

Domingo 13 de abril. Un domingo con un toque particular, se caracterizó por lo ventoso y frío. La salida estaba ya programada y marché al punto de encuentro. No fue ninguna sorpresa ver a todos los gladiadores con sus bicis esperando salir a la aventura. Diego anunció la partida y salimos a unirnos al resto. Salida del segundo punto de encuentro, firme y sin preocupación. Sol y cielo celeste nos animaban. Tomamos nuestros queridos caminos rurales paseando por los pagos de Poblet donde nos cruzamos con una procesión paisana y luego directo al destino. El camino fue, para el gusto de quizás muchos, (dentro de los que me incluyo) con algo de barro, pasto alto y algunos charcos importantes donde refrescamos nuestros pies y también hicieron que algunos amigos pierdan la verticalidad mojando no solo sus pies. Habiendo pasado tales accidentes geográficos emprendimos un corto asfalto hacia Oliden que distaba a unos 3 o 4 km. Llegamos a la conocida “La Olidense” donde adquirimos todo tipo de producto panaderil, saciando en parte el hambre causado por el esfuerzo. Este es también otro de los lindos momentos de la salida donde el compañerismo se manifiesta en las rondas de mate y alimentos compartidos, obras de arte como la torta de mandarinas de Marita, la tarta de Norma y otras delicias más que surgen de las alforjas y logran calmar a las fieras.

Llega la foto grupal, donde nadie sabe si ponerse adelante, atrás, al costado o al medio, sale foto, y luego otra vez arriba de las bicis a emprender el regreso. Ahora con viento a favor y por ruta, salimos felices. Cruzamos ruta 36, tomamos un camino rural bastante parejito con destino a Ignacio Correas y ahí nomás se nos prendió el chico que todos llevamos adentro. 5ta. a fondo salimos con Norma, Ignacio, Diego, el Pela, Perla, Sofi y alguien más seguramente disfrutando de llevar la bici a lo voladora… ¡qué lindo es jugar así! Y ver a los amiguitos que disfrutan también de eso es maravilloso.

… Y así son las salidas, lugares ya visitados pero siempre con ingredientes que hacen que sean únicos.

El toque final se dio con una corta pero linda mateada en Correas para luego ya despedirnos de la aventura y volver ansiosos para ver los momentos que quedaron inmortalizados en las fotos.

Andrea

Por | 2018-09-24T17:35:55+00:00 abril 13th, 2014|2014, Salidas|Sin comentarios