La Plata, Diario El Día | 1ro de diciembre de 2019


La Ciudad | Ciclistas de la región, entre el hobby, la aventura y la solidaridad

PEDALEARON MÁS DE 100.000 KILÓMETROS Y YA PREPARAN OTRA TRAVESÍA POR EL SUR ARGENTINO

En enero los integrantes del Grupo La Loma dividirán su itinerario entre El Calafate y el Pacífico. Historias sobre dos ruedas.


DISFRUTAR DEL PAISAJE, LA COMPAÑÍA Y LA ACTIVIDAD FÍSICA, SON PARTE DEL ATRACTIVO DE LOS VIAJES / GRUPO LA LOMA

En los primeros días de enero los ciclistas del Grupo La Loma se lanzarán a una nueva travesía por el sur argentino, en esta oportunidad se dividirán para hacer dos itinerarios, unos planean llegar hasta el Pacífico y otros avanzarán por la carretera Austral hasta retornar al Calafate. Todo será a fuerza de pedaleo, organización y confraternidad, tal como antes hicieron cada cruce.

Martín Sáenz es uno de los líderes que coordina el recorrido de 1.100 kilómetros que espera completar en 20 días junto a Noelia Abruzzese, Miriam Corrado, Natalia Romina, Andrea Horak, Bernardo Cocirio, Marcelo Ponti, Martín Pasaglia, David Gutiérrez, Agustín Fileni, Guillermo Moreira, Hernán Scianda, Guillermo Sobredo y Marcelo Malizia.

Bernardo -22-, profesor de Plástica, comenzó su romance con la bicicleta yendo a la facultad y ahora cuenta los días para que llegue el 6 de enero cuando volará al sur para iniciar el recorrido que será su bautismo con las ventosas rutas.

En ese grupo se cruzará el paso Carririñe por Neuquén, luego se irá hasta Valdivia – Océano Pacífico – y se regresará a Argentina por el paso Cardenal Samoré, Neuquén.

En tanto, los ciclistas coordinados por Luis Vázquez se tomarán 35 días para recorrer 1800 kilómetros en 28 días de pedaleo. Desde el paso Cardenal Samoré recorrerán la carretera Austral y volverán a Argentina por el paso Dos Lagunas, Santa Cruz. Culminarán el recorrido en El Calafate.

Ese grupo está conformado por Silvina Lavín, Ailén Rey, Virginia Delgado, Norma Gauna, María Castillo, Gustavo Ortíz, Gerardo Pérez, Daniel Reynoso, Gustavo Toscani, Gustavo Bórmida, Marcelo Toscani, Joaquín Balasini y Rodrigo Turinetto.

Para Ailén -35-, empleada, será la primera travesía larga. “Con mi familia hacemos viajes al interior, visitamos el Impenetrable chaqueño para ayudar, pero esto será completamente diferente”, señaló la joven.

Los dos contingentes partirán con sus bicicletas desde Bariloche y aseguraron que una de las principales cuestiones a resolver es el transporte de los rodados, ya que en algunas líneas aéreas les llegaron a cobrar anteriormente una suma importante.

Sin embargo, la promesa de caminos con postales inigualables los entusiasma para lanzarse a la travesía 2020.

Poca ropa, algo de comida, algunos utensilios y coordinación grupal, son las variables que permitirán que todo salga como lo planeado.

Se pierde un kilo cada 100 kilómetros, por eso es importante no descuidar la alimentación”, aseguró Guillermo Moreira, quien desde hace 35 años es vegetariano y cree que su dieta le permitirá tener la performance adecuada.

Otros, no pueden imaginar las noches de fogón sin asociarlas a la parrilla y las típicas comidas que se elaboran asadas. Pero en todo los casos, el respeto por la diversidad de gustos y la charla que se comparte por tantos kilómetros recorridos, constituyen la mejor promesa de unas vacaciones tan atractivas como inusuales.

Quienes participan de este tipo de travesías suelen contar que cada experiencia también genera solidaridad porque en un viaje de, por caso, 21 días, en los que se pedalea entre 60 y 100 kilómetros por día, el combustible es la fuerza motriz y la voluntad de cada uno y es casi imposible que en algún momento no sobrevenga el cansancio, la idea de abandonar o el malhumor. No obstante, resaltan, en esos momentos la generosidad y la contención grupal resultan clave para seguir adelante y, según afirman, hasta fortalecidos.

También tiene muchas expectativas con el viaje Agustín Fileni que, como buen tornero, ya hizo diferentes accesorios para la bicicleta. Es que el viaje, como siempre pasa, comienza a disfrutarse desde la organización, reconoce el ciclista.

Como si hubiera que devolver algo de lo que la pródiga naturaleza sureña les permitirá ver y respirar, Luis Vázquez se propuso encarar una campaña solidaria a beneficio de instituciones locales y para eso espera conseguir sponsors que, cada determinados kilómetros pedaleados, le donen alimentos no perecederos que se entregarán cuando el grupo La Loma esté de regreso.

Si alguna empresa desea colaborar, los ciclistas llevarán una bandera con el nombre de la firma, para eso deben contactar con grupolaloma.com.ar

La solidaridad y el respeto por la diversidad de gustos son claves en cada aventura.


2019-12-01T12:53:15+00:00 1 diciembre, 2019|