Reserva El Destino

Relato de Pela

… y el “día después”, llegó y nuestro destino fue, reservarnos en EL DESTINO…

Con un calor de madrugada (8 AM) y viento amigo, unos cuantos bikers nos fuimos agrupando en el punto de encuentro y comenzamos a pedalear hasta el otro punto donde nos esperaban los Ceb@dos, para arrancar juntos y pedalear un buen rato. Algunos venían con las bicis livianas y otros con alforjas donde cargábamos lo necesario para acampar en un lugar mirífico, diría nuestro amigo DV.

Ni bien tomamos por la 137, registramos que el viento, al menos por un buen rato, estaba de nuestro lado permitiéndonos pedalear sin gran esfuerzo, a pesar de la carga que llevábamos, por lo que el viaje se desarrolló con pocas paradas y a buen ritmo.

A eso de las 10 de la mañana, ya estábamos en Bavio !!!. Nunca antes había estado allí tan temprano !!.En la estación de YPF, nos reagrupamos, compramos algunos víveres, bebidas, algunos pocos disfrutamos de la espectacular torta de manzana hecha por Paola y nos fuimos despidiendo de los amigos que regresaban, vaya uno a saber dónde…seguramente a sus hogares…

No recuerdo bien, pero creo que éramos unos 15 cicloturistas los que continuamos, ahora, rumbo a Arditi a muy buena cadencia ( plato 3 para los entendidos jaaa) y sin pausas…va, sin pausas para el que conoce el camino, porque para alguien, hubo pausa… En determinado momento, ese ciclista (que por respeto no voy a dar el nombre…jeje) dice que hay que girar a la derecha y yo, en cambio, sigo derecho… al rato, me lo encuentro pedaleando tras mío !!! qué pasó !!!..pues, su velocidad le impidió pensar al mismo rítmo y tuvo que desandar lo andado..jajajajaa….

Luego de Arditi, giramos a la izquierda y ya comprendimos la diferencia entre ser amigo del viento y cuando éste te mira de reojo, como queriéndote hacer pedalear de costadito.. por suerte, ese tramo fue corto, aunque no carente de circunstancias…

Pasaba una camioneta a buena velocidad, nos tuvimos que desviar y alguien (que no soy yo eh? jaaa) mordió la huella y, según cuenta quien lo vió, el hombre voló dando muestras de verdadero atleta al salir totalmente impune del pequeño traspié. Ahí no más, estaban quienes se habían adelantado un poco esperándonos, pues para quien no conoce el camino, da más para seguir que para doblar eh?…

Todos juntos, menos Mariano, que se fue silbando bajito rumbo a La Plata por la ruta 11, saludamos y continuamos por un sendero más estrecho, nuevamente disfrutando del viento dulce, como dice mi amigo Ernesto.

Un largo tirón hasta llegar al punto donde en otras ocasiones parábamos a almorzar, pero esta vez, veníamos tan bien y era tan temprano que no se justificaba demorarse.

Así fue que utilizamos el lugar para reagruparnos y comenzar a pedalear, esta vez, con el viento de costelete, lo que hacía que esa recta, que conduce hasta la ruta 11, pareciera no tener fin!!, hasta que allá a lo lejos se ve el tanque de agua del Regimiento de Tanques !!! gran alivio porque el esfuerzo se empezaba a hacer sentir y las caramañolas ya pedían agua, motivo por el cual fuimos a pedirla al cuartel.

Recuperados y sabiendo que nos esperaban, otra vez algunos km de viento a favor, emprendimos la última etapa hasta nuestro deseado Destino.

Eso si, como ocurre siempre, se nos presentó otro enemigo del ciclista: el serrucho afloja tornillos y dentaduras !!!. Pero ya faltaba poco y con alguito de esfuerzo llegamos pasadas la una de la tarde !!! para mi, record absoluto !!!

En los últimos km venía pensando en saborear una merecida cerveza pero no, al llegar, todo estaba cerrado!!! y nos tuvimos que conformar con agua de la canilla !!!. En fin, igual habíamos llegado bien tempranito como para armar el campamento, comer algo y hacer muuuuuuuuuuucho huevo !!!

Fue así, que emprendimos rumbo al río para disfrutar una tarde espectacular, con caballos galopando en el agua, sombra verde, una interminable playa de agua marrón y la luna blanca , espectacular .

Ni bien llegamos, buscamos el lugar apropiado para la ronda de mates, sacamos fotos, nos metimos en sus cálidas aguas, caminamos, charlamos, todo junto! !! como esos niños que sorprendidos por algo, quieren explotarlo todo al máximo, en el menor tiempo posible.

Una vez transitado ese primer momento de admiración, esas primeras sensaciones, nos fuimos calmando y creo yo, disfrutamos en plenitud una tarde en contacto con la naturaleza a intensidad plena.

En determinado momento, me doy cuenta que éramos unos cuantos los que estábamos en absoluto silencio, disfrutando y escuchando, simplemente el sonido del agua al acariciar la playa.

Solo el intercambio de los mates interrumpía ese momento mágico !!! hasta que las sombras se empezaron a hacer largas, la brisa del río algo más fresca y la hora de ir a preparar la cena y, para algunos, bañarse !!! Llegaba!!!…..

Al llegar al campamento, algunos ya estaban juntando leña, otros merendaban miríficamente reposados en hamaca paraguaya y como siempre, la presencia del mate amigo.

También, estaba Dani y María de los Ángeles, que hicieron las veces de vehículo de apoyo, trayendo los víveres para la cena de esa noche. Gracias !!!!

Casi sin darnos cuenta, nos sorprendió la noche y fue necesario disfrazarnos de bichitos de luz, con los foquitos pegados sobre nuestras cabezas, que bien molestos son cuando los tenes bien de frente iluminándote!!! jaaa

Así fue que algunos, mientras esperábamos que otros encendieran el fuego para preparar unos choris y bondiolas a la parrilla, preparábamos todo tipo de arroces: a la cazadora, del bosque, del mar, etc. etc., que serian una pequeña entradita del futuro manjar…También las hubo, pechuguitas a la plancha !!! Grande Norma !!!

Por mi parte, me hacia el distraído ( por no decir otra palabra que pueda herir la susceptibilidad del buen lector), porque yo también había llevado mis implementos pero tenia fiaca de utilizarlos !!!

Gracias al aliento de Mariana, y estimulado por su exquisito arroz a la cazadora, voy en busca de mis implementos, pero fracaso: . mi bomba de combustión no funcionaba y la reptmqlp !!!!!!!!!! Pero Mariana me ofrece su fuego y mi arroz también entró en ebullición. Todos me decían que estaba duro !!!, que se pegoteaba, pero la cuestión fue que raspamos hasta el final de la hoya !!! jaaa Osea, el hambre era total !!!.

Luego, viene alguien del equipo de asado a pedirnos ayuda de leña y fuimos a darle leña !!! y nos quedamos compartiendo ese espectáculo que es un fuego en el campo. Nosotros, disfrutábamos, a lo lejos, esa espectacular montaña de troncos encendidos, pero Julito y Pablito, traspiraban la gota gorda tratando que no se apague y poder cocinar la carne en el asador.

Como la cosa venía lenta, algunos nos fuimos a caminar a un lugar más abierto para disfrutar otro espectáculo: el cielo nocturno. La luna, había cambiado de color y las estrellas se veían con gran luminosidad. Allí, DV nos ilustró sobre satélites, constelaciones y otras cuestiones astronómicas bien interesantes.

Cuando iniciamos la caminata, andaba León (nieto de María de los Ángeles) por ahí y me ofrezco a acompañarlo…para qué !!! al ratito me tengo que volver en busca de su abuela, que por suerte ya venía tras él… Basta mirar la cara de asombro de León, para interpretar la fuerza que tiene la noche en el campo!!! Grande León!!!…

Al regresar del “viaje a las estrellas” estaban algunos amigos que llegaron de la ciudad en sus poderosos autos, simplemente para estar con sus amigos, los verdaderamente cicloturistas !!!! jaaa Pero me gustó mucho ese gesto de confraternidad, hacerse tantos km para estar un ratito con amigos. Grande Sandra, Norma, Matute, Armas, Facu Dani, Edith y Juli !!!!!

Y llegó el esperado momento de …”un aplauso para los asadores” !!!!!!!!!!!!! Pablo y Julio !!!. Los choris, y las bondiolas, sabían a manjar de reyes y ahí sí, me la desquité con la birra !! jaa

Entre bromas, gastadas y charlas de todo tipo, la carne se iba consumiendo al ritmo de las cenizas y nuestros cuerpos ya pedían horas de descanso…

Pero, nunca se sabe cuándo se termina la noche…. fue asi que encontramos un par de botellas de sidra y las llevamos al campamento para transformarlas en burbujas de placer , que nos condujeron a un sueño plácido y sereno, junto con el sonido de los árboles del bosque movidos por el viento de la noche. Había concluido un día vivido a pleno.

Al amanecer, los madrugadores de siempre ya estaban levantados desde temprano con el mate preparado compartiéndolo con quienes nos íbamos arrimando de a poquito.

El día ya estaba cálido, por lo que comenzamos a desarmar lo armado y ordenar lo desordenado. Eran las 10 AM, cuando estábamos listos a partir.

Con algo de nostalgia y sana envidia a los que se quedaban para disfrutar un rato más de ese lugar hermoso, nos fuimos despidiendo, nos sacamos la foto de rigor y a pedalear entre serruchos y tierra blanca.

Para el regreso, tomamos otro camino: Reserva El Destino-Magdalena-Gauchito Gil-Arditi-Bavio-Correas La Plata. Al llegar a Magdalena, creo que eran cerca de las 12, la bici de Sebastián dice basta y se tiene que volver en micro.

En la plaza, nos encontramos con Hermes y Ernesto, dos amigos del grupo que, sabiendo que andaríamos por allí, vinieron a saludarnos!!! gracias amigos de siempre !!!. Un rato de charla, algo para comer y beber y nuevamente a pedalear.

Aquí, algunos decidieron estirar el descanso y se volvieron más tarde, nosotros, comenzamos a pedalear a una hora en la que los médicos dicen que hay que estar bajo la sombra !! jaaaaaaaaaaaa..

Luego de un ratito de asfalto, llega el gauchito gil, que nos indica que hay que girar a la izquierda y otro hito del camino: la recta que va de la ruta 11 a Arditi, otra interminable !!!. Esta vez, por suerte, la hicimos viendo a favor!!! Pero qué larga es por Dios !!!!..

En esas circunstancias uno muchas veces va pedaleando en silencio, pensando, vaya uno a saber qué cosas…por mi parte, en ese momento, viendo cómo rodaba la bici de mi compañero que tenía por delante, me pareció un verdadero milagro que la bici, aguante semejante esfuerzo !!

Parece mentira que un pequeño cañito, donde va apoyada la rueda, aguante tanto traqueteo !! que los rayos puedan soportar la rueda, que la parrilla se banque algo asi como 20 kg de peso !!! sí, ya se, muchas veces se rompen, pero si sumamos todas las bicis y las multiplicamos por los km hechos, cuántos miles de km hacen sin que les pase nada !!! bicho noble la bici !!! gracias bici !!!!. (seguro que esta vez, Sebastián, no pensará lo mismo, pero ya se recuperará y sentirá como siempre…o no?)

Llegamos a Bavio a eso de las dos de la tarde. El calor era insoportable, así que paramos un ratito en la YPF para hidratarnos, refrescarnos en el aire acondicionado y antes que nos de demasiada fiaca subirnos a la bici, seguimos rumbo a La Plata.

En Correas, también paramos un ratito porque la tarde resultaba bien cálida y las fuerzas iban menguando. Estábamos saliendo cuando nos encontramos con Lily y Rosita, que se habían ido pedaleando hasta Bavio para saludarnos !!!! Gracias amigas !!!!

Correas, las vías, divertidas como siempre, la sombra del camino que corta la vía, aliviando por un ratito nuestras pieles y a transitar la 137.

Cuando llego aquí, para mi, la salida ya fue. Es que uno tiene que estar atento a los autos que pasan a mil, a los ruidos de la ciudad y tantas cosas que nos separan de lo que fuimos a buscar.

Nostálgicamente y como ilusión para que haya otra vez, deseo volver a recordar, revivir y sentir las sensaciones encontradas.

El ruido de las ruedas sobre el camino, los caballos galopando en libertad sobre el río, pedalear, comer y beber con amigos, dormir con los sonidos del bosque, la luz del fuego, el silencio compartido cuando la naturaleza lo dice todo…. ES QUE EL CIELO, LEJOS DE LA URBE, PARECE ESTAR MAS CERCA !!!!

Nos vemos en la próxima

Luis Alvarez

2018-10-29T16:46:24+00:00 24 diciembre, 2012|