Caminos a Hudson

Caminos a Hudson

“Vamos… no vamos… vamos… no vamos”

Así nos despertamos el sábado 20 de agosto, pero la bici fue mas fuerte, apurados preparamos todo, dejamos los changos con la abuela y salimos…

Llegamos al punto de encuentro y partida, el Arco de mi querida Villa Elisa y con el frio a cuesta pronto nos pusimos a charlar al solcito, así esperamos algunos retrasados o indecisos como nosotros. Al rato, algunos tuvimos que cambiarnos para quitar alguna prenda, lo que también indicaba que era hora de salir a buscar nuestro destino: la selva de Hudson y su orilla al Rio. Empezamos tranquilos a las 11:00 hs. , llegamos a la estación de Pereyra y metros después cruzamos las vías, allí el camino comenzó a complicarse y nos encontramos con el barro que se hizo nuestro amigo subiéndose a nuestras bici y ropas. Seguimos un par de kilómetros por una huella enorme, profunda y húmeda, que acompaña paralela a las vías del tren, pasando primero por hermosas plantaciones y lamentablemente después por un pequeño basural que ha creado la gente al lado de un arroyito. Parada de reagrupamiento arriba de un puente, justo antes de retomar el asfalto, las ráfagas de viento fuerte aparecieron y de pronto…: Migue…Miguel…se te cayò la bici al agua!!!!!, como la dejaste ahí????…NOOOO…traigan la soga para levantarla!!!!……..jajajaja…era una jodita para Tinelli..digo…para Miguel que había abandonado la bici para ir tras unos yuyitos.

Seguimos por asfalto al centro de Hudson, pero antes de llegar a la vieja maltería, doblamos a la derecha y un camino nuevo, en construcción, que pasa sobre la autopista Bs.As.-La Plata, nos llevó “a toda máquina” y con viento a favor, hasta el Río, todos probamos nuestros cambios y los mas equipados dijeron que alcanzaron una velocidad de 45 km. por hora. Frente a un murallón contemplamos el Rio, muy tranquilo, pero el viento dibujaba en la superficie. Todo lindo pero… buscamos un lugar para hacer un recreo posta, un camping vecino con vista privilegiada nos albergó y ahí sí, sacamos nuestras provisiones (que no eran pocas) y mate por medio comenzó la charla: los chicos de “salita verde”-Miguel y Ernesto- fueron los más graciosos, aunque todo el grupo siguió el juego. En preparativos para volver al Parque Pereyra, una nube (que no fue amiga) descargó una copiosa lluvia y todos corrimos, con bici y todo, a refugiarnos dentro de un viejo y oxidado colectivo abandonado en el lugar, con lo cual hicimos nuestra versión de Sábado Bus (mucho mas original y divertida que la de Nico) y obviamente vinieron las fotos.

Paró de llover … contentos y algunos ingenuos, emprendimos la vuelta, “lo que nos esperaba”: el viento en contra nos tomó un exigente examen, que algunos casi no aprobamos (por ejemplo: yo), esos tantos kilómetros fueron un buen desafío. Extenuados volvimos a las callecitas de Hudson y por el mismo camino de ida, hasta el parque Pereyra. Allí el grupo quiso entrar para recorrer algunos senderos y ver al árbol de cristal. Dentro del Parque el terreno estaba muy pantanoso, mucho barro para todos, algunos no se animaron y bajaron de la bici, otros se cayeron, en fin, la cuestión: ninguno quedó limpio. Después nos perdimos –parece que había más de un guía- pero pronto nos reencontramos. Vimos el árbol de cristal y nos fuimos a la cantera. En toda la recorrida no faltaron: puentes improvisados con troncos, charcos profundos, puentes viejos al borde del derrumbe y muy vertiginosos, distintas construcciones de la vieja Estancia de los Pereyra y de la Escuela de policía, todo acompañado de anécdotas y cuentos.

Cansados, pero felices, llegamos a las 16:30 hs.nuevamente frente al Arco del camino Centenario. Lamentablemente por mi condición de novata, no puedo contarles cuantos Kilómetros recorrimos (no pregunté), será porque en realidad nunca me importó, ni noté que fueran demasiados o tal vez porque disfruté mucho de una salida como dijo “el pela”: inolvidable… que tuvo de todo, sol, frio, lluvia, desafío, compañerismo, alegría, osadía y temores, todo con la tan característica Buena Onda del Grupo La Loma…GRACIAS, GRACIAS A TODOS y hasta la próxima salida….

Florencia

Por | 2019-01-09T15:37:11+00:00 agosto 20th, 2011|2011, Salidas|Sin comentarios