República de Brandsen

República de Brandsen

Relato de Juan Matías

Fueron 123 kms., un poco más de 8 horas de pedaleo, mi reloj marcó un consumo de 4173 calorías, por lo menos 4 litros de agua (yo), el viento en contra bastante fuerte y permanente durante los 74 kms. del camino de ida. Participamos Julio, Miguel y quien escribe.

Partimos desde Plaza Moreno Julio y yo a las 9:05 hs., pasamos por la rotonda del cementerio y esperamos unos minutos. Apareció Miguel y arrancamos hacia Poblet.

El primer tramo estaba bueno. Quedaban unos vestigios de una noche un poco lloviznosa. Los caminos estaban secos, pero con huellas profundas.

Llegando a Poblet ya estaba un poco más húmedo. Paramos unos minutos en el almacén y continuamos. El viento era un poco fuerte y un poco cruzado primero y en contra después.

Hicimos un kilómetro y medio por la ruta 36 y seguimos por un sendero a la derecha. Esta zona estaba mucho más húmeda, pero se podía seguir. El camino y los campos totalmente verdes, muy verdes. Al costado del camino, siempre agua y hasta campos inundados. Me sorprendió un poco ver tanto tanto ganado, deben estar aprovechando, se los veía bien alimentados… Este camino desemboca en la calle asfaltada que ingresa a Oliden y por allí continuamos, pero en vez de doblar por la curva hacia el pueblo, seguimos derecho. Ahora el suelo era de barro por tramos “pegajoso”, pero en ningún momento nos impidió continuar. Lo que nos frenaba mucho, sí, era el viento, no podíamos avanzar a más de 15 kms/h y por momentos, nos bajaba a 10 kms/h.

Al rato, vemos en adelante nuestro un camión parado. Pensábamos que vendría resbalando, pero estaba detenido. Me llevó a una imagen de cine nacional: un camión, en medio del campo, parado, todo en silencio y el hombre parado al lado del paragolpes mirando nuestro lento avance. Al llegar, intercambiamos información: si el camión (creo que llevaba cuatro caballos a Bavio) podía seguir y si nosotros lo mismo. Saludamos y seguimos. Esto me dio una idea de la realidad por la que pasan muchas veces las personas del campo: si no podía seguir por este camino, tendría que desviarse unos 20 kms. y tomar por la ruta.

De esta manera, llegamos hasta la ruta 2. El camino hasta Brandsen, cruzando esta, ya estaba en muy buen estado.

En destino, Julio se fue para la estación de servicio a tomarse un cafesito y Miguel y yo al super a comprar algo para comer (8 sandwichs)

Rehidratados, energizados y descansados, emprendimos el regreso. Como se nos hizo tarde por el fuerte viento, decidimos regresar un tramo por la ruta 6 y por la 215 (av. 44) después, con el viento que se mantuvo durante toda la tarde y, por suerte, esta vez a favor: tardamos 6 horas en llegar a Brandsen y 2 horas y media en volver a La Plata.

Con Julio y Miguel dijimos: si salimos vivos de esta, ya estamos para cualquier salida.

La salida fue un poco inusual: por la cantidad de kilómetros un poco y porque hicimos el recorrido sin parar.

Gracias muchachos por la compañía y nos vemos la próxima salida…

Juan Matías

Por | 2019-11-04T15:25:42+00:00 octubre 20th, 2007|2007, Salidas|Sin comentarios