Campamento en Vergara

Relato de Luis

Hola chicos, hemos pasado el fin de semana en la vieja estación de Vergara (1914) donde acampamos entre sus abundantes y añosas arboledas acompañados por un manto de estrellas y un fogón que hacia la noche más amena. Mientras mis amigos charlaban y contaban viejas aventuras mi imaginación volaba un poco, entre tantas casillas montadas sobre pilares con la sigla FCS (Ferro Carriles del Sud) un viejo molino más alto y de mayor tamaño que los que vemos habitualmente en las zonas rurales parecía ser el centinela de la estación, a su lado un gran tanque de agua totalmente artesanal con sus uniones remachadas y una manga que servia para saciar la sed de las locomotoras a vapor que por allí pasaban. Trataba de imaginar cuantas personas vivirían allí y qué harían durante todo el día en una estación en el medio del campo, pero para poder imaginar dicha situación tenia que remontarme a principios del siglo 20 donde los caminos estaban en otras condiciones (si los había) y la movilidad era otra, fiel testigo de esa época es el almacén de ramos generales llamado ‘’ José Bergara” (1916) suponemos que fue escrito así por un error ortográfico ya que el dueño de esas tierra era Vergara de allí el nombre de la estación, su actual propietario poco sabe al respecto.

Vergara fue la punta de rieles desde 1914 hasta 1931 cuando el ramal se extendió hasta Lezama. Sin embargo esta condición de “Terminal” no debe haber sido suficiente para los directivos del FCS para justificar un edificio definitivo.

Me fui un poco del tema…ja..ja

Para destacar fue lo de Marcelo Toscani, salio del trabajo a las 15hs del sábado se hizo llevar hasta Vieytes y desde allí se fue pedaleando a nuestro encuentro también a Rosita que realizo su primer salida con alforjas y nuestro amigo Luis el pela que salio a nuestro encuentro.

Bueno amigos les envió un abrazo grande y nos vemos pronto.

Luis

Comentario de Luis “El Pela”

Me levantè algo tarde por la resaca de la noche anterior, hojeè el diario, desayunè algo ràpido y me subì a la bici !!!

En mi estaciòn favorita, otoño, pedalear con amigos o en soledad, sobre la alfombra ocre de las hojas muertas, bajo un sol que acaricia, un cielo que ilumina y un viento que refresca, como decìa una propaganda,”no tiene precio”…

Salì de casa solo, pero el camino me reencontrò con muchos amigos, luego de una temporadita de ausencia de pedal…

Con algunos cruzamos saludos andando, con otros, el abrazo nos reuniò y la alegria estaba presente en cada reencuentro.

Seguìa pedaleando en soledad por caminos que hacìa rato no transitaba, y la memoria visual me llebaba a tantos recuerdos de salidas anteriores.

En determinados momentos, me sorprendìa al notar que me reìa solo recordando algun comentario hecho o alguna caida vivida u observada… je…

Asì, le fui comiendo km a los caminos rurales, hasta llegar a Correa donde habìa previsto encontrarme con mi querido Grupo La Loma, pero Matias me manda un mensajito avisando que estaban volviendo por Oliden-Poblet…

Asi que luego de un espectacular “crudo y queso ” salì al encuentro de mis amigos, a quienes no veìa desde que me habìa caido en plena montaña shilena…

Ya en la ruta 36, me encuentro con·Ernesto y Fran, que iban justo en direcciòn desde donde venia La loma, por lo que juntos pedaleamos hasta encontrarnos.

Allà a lo lejos se veìan ellos, con sus alforjas, luego de dos jornadas de aventura ciclìstica y de noche de estrellas en pleno campo.

Nos detuvimos en la calle y mi alegrìa fue inmensa al sentir nuevamente la calidez del abrazo y esa sensaciòn de amistad que perdura cuando se viven experiencias profundas…

Poderlos abrazar y sentir la calidez de esa uniòn, fue el premio mayor, en ese dìa que iniciè con el corazòn lleno de sensaciones placenteras !!!

Luego, nos reunimos en Poblet, nos charlamos todo o mejor dicho, casi todo jaaa, tomamos algo y seguimos rumbo a la ciudad, entre bromas, comentarios, incluso algunos piques improvisados je…hasta que mi celular volò y tuve que regresar hasta donde Marcelo lo habìa levantado.

Cuando llegamos al asfalto, cada uno fue buscando su destino màs cercano y asi nos fuimos distribuyendo pensando en otro dìa de sensaciones placenteras….

Gracias, queridos amigos por permitirme vivir emociones tan lindas !!!!!

Un fuerte abrazo, Pela

2018-02-15T18:16:38+00:00 10 abril, 2011|