San Vicente y Alejandro Korn

San Vicente y Alejandro Korn

Hola, chicos:
El domingo con un sol y un día espectacular salimos para los pagos de San Vicente.

En 13 y 32 me estaban esperando los muchachos para salir, comenzamos pedaleado por el Belgrano hasta la calle Arana, desde allí no internamos por unos caminos muy bonitos de Villa Elisa que en una oportunidad nuestro amigo Huber nos había enseñado, luego de recorrer un camino custodiado por enormes cipreses llegamos a la ruta 36 y luego por el mismo hasta la ruta 2. Aquí nos despedimos de Enrique, el continuaría su entrenamiento.
Algo para resaltar hasta aquí y que nos dejó con la boca abierta y a más de uno se le escapó un lagrimón por la emoción es el casco que llevaba puesto nuestro profesor…. ¡Grande Enrique!
Bueno… Continuamos el camino con rumbo a Buchanan, el mismo estaba muy bueno salvo algunos pequeños tramos con barro y agua (¡prepárate Mati!) en una zona del camino nos encontramos con un charco bastante importante, Matías lo pasa muy exitosamente y hace alarde de su logro. Nosotros poco acostumbrados al barro le pedimos algunos consejos al señor pero él se rehusó a decirnos cual era el espacio más aconsejable para pasar. Luego de esforzarnos y lograr pasar, este señor llamado Matías se sonríe como diciendo… ¡novatos aprendan! Bueno… yo lo miro a este ejemplar y le respondo aún con mis ojitos entristecidos… ¡la venganza será terrible!
Pasó nada más que unos 50 metros de aquél incidente y escucho un ruido como si alguien se tira de un trampolín a la pileta, miro para atrás y lo veo al ejemplar de Mati zambullido en un río de barro con agua, ustedes se imaginaran que lo primero que hice fue sacar mi cámara de foto y gatillar como si lo estuviera fusilando, luego y como corresponde le pregunte cómo estaba… pero entre risas y aplausos de parte de todos los espectadores el se levantó con la frente bien alta y llena de barro (¡gracias, barba!). Les cuento que no fue más que un chapuzón y que no le paso nada a Mati, pero cómo lo disfrute… (un abrazo, Mati).
Luego continuamos con rumbo a Alejandro Korn, tomamos la R53 como yendo para Florencio Varela unos 8 km; y paralelo a un corralón esta la calle que va para Korn. El camino comienza con un pavimento en mal estado y luego es de tierra, luego este camino termina en una T y hay que tomar hacia la derecha (aquí nos ayudaron unos chicos) el mismo te lleva solito al pueblo y tras pasar la estación de tren por la Avenida General Perón, llegamos a San Vicente: La laguna, unos chori, un asadito y algo más…nos acompañaron durante una buena parte de la tarde y luego de una pequeña siestita al estilo Laura comenzamos el retorno por la ruta 6, llegando a La Plata con un empate del lobito y con 125 km. Pedaleados. (quizás unos km menos ya que mi compu estaba programada para otro rodado).

Bueno chicos, gracias por la compañía y nos vemos en la próxima salida.

Luis

Por | 2019-11-14T17:58:26+00:00 noviembre 20th, 2005|2005, Salidas|Sin comentarios