BARTOLOMÉ BAVIO – GENERAL MANSILLA

.

Pese a que en los papeles se la conoce como General Mansilla, a la mayoría de los pobladores les gusta llamarla Bartolomé Bavio.

Bavio se encuentra ubicado a unos 40 kilómetros de La Plata, tiene más de 3 mil pobladores (entre el pueblo y la zona rural) y se destaca desde siempre por su importante producción de lácteos. Esta es una de las cuencas lecheras más importantes de la provincia.

Pese a que en la década del ‘70 se quedó sin el ferrocarril, y su vieja estación de trenes pasó a ser un símbolo de esta comunidad, Bavio es un pueblo que registra un importante y acelerado crecimiento. Desarrolla variadas actividades rurales y servicios básicos que permitieron que mucha gente decidiera quedarse. Otros encontraron una zona tranquila -con rastros de principios de siglo- ideal para disfrutar de soñados veranos.

la denominación de Bartolomé Bavio (querida por el pueblo) se debe a que fue ese pionero con su familia uno de las primeros en instalarse

En el pueblo de Lucio V. Mansilla se encuentra la Escuela Agrotécnica N° 1, una de las más activas y equipadas en su ramo, donde se capacita a los jóvenes, se recibe amplia información sobre la importancia agroexportadora de Argentina y sus avances y se puede presenciar cómo se producen productos de granja, huerta, floricultura, agricultura y ganadería con el fin de comprender mejor la cultura rural de la zona. Además, se pueden adquirir productos de elaboración propia y, a pedido, se organiza la degustación de los mismos.

Un poco de historia

El decreto de fundación de Bavio fue firmado el 14 de agosto de 1901 por el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Bernardo de Irigoyen, a pedido de Julián Palleja y Adrián Hernando, quienes a tal fin escrituraron a favor del Estado, libres de todo gravamen, los terrenos para uso público.

El trazado del pueblo estuvo a cargo de Enrique Weige, mientras que la estación Bartolomé Bavio fue inaugurada con el paso del primer tren a Magdalena (municipio al que pertenece la localidad) el 15 de mayo de 1887, en terrenos donados por la familia Bavio.

Con la llegada del ferrocarril se abrieron amplias perspectivas para esta zona, esencialmente agrícola, y los granos del país abarrotaron los amplios galpones instalados en la estación.

Justamente, la denominación de Bartolomé Bavio (querida por el pueblo) se debe a que fue ese pionero con su familia uno de las primeros en instalarse en la zona.

Mansilla fue la denominación que le quisieron dar los españoles Palleja y Hernando. Al parecer, porque uno de ellos había nacido en un poblado que tenía ese nombre en la península ibérica, y a eso se le agregó el nombre del general argentino Lucio V. Mansilla.

2018-09-12T17:42:53+00:00