“Mingo” Rodríguez

En una salida nocturna por Roque Pérez, pasamos por la plazoleta Malvinas Argentinas.

La custodia en silencio, la estatua de un soldado, que tenía nombre, pero no descanso; su familia vive enfrente, a pocos metros.

Sin embargo, hace tan sólo una semana; Rosa Elena, pudo recorrer 3.195 kilometros y viajar a Malvinas, llegar a una cruz entre muchas y cambiar “soldado desconocido” por el nombre de su hermano: “Mingo Rodríguez”, y en ese acto cicatrizar una herida que seguirá latiendo con pulso propio.

Va nuestro abrazo en nombre de todo el Grupo La Loma a los excombatientes y familiares.

2019-08-21T19:48:22+00:00 2 abril, 2018|