Mingo Rodríguez

“Mingo” Rodríguez

En una salida nocturna por Roque Pérez, pasamos por la plazoleta Malvinas Argentinas.

La custodia en silencio, la estatua de un soldado, que tenía nombre, pero no descanso; su familia vive enfrente, a pocos metros.

Sin embargo, hace tan sólo una semana; Rosa Elena, pudo recorrer 3.195 kilometros y viajar a Malvinas, llegar a una cruz entre muchas y cambiar “soldado desconocido” por el nombre de su hermano: “Mingo Rodríguez”, y en ese acto cicatrizar una herida que seguirá latiendo con pulso propio.

Va nuestro abrazo en nombre de todo el Grupo La Loma a los excombatientes y familiares.

Por | 2019-08-21T19:48:22+00:00 abril 2nd, 2018|2018, Experiencias|Sin comentarios